Evaluación de la huella de carbono: la información más reciente

La huella de carbono es un término que desde hace 10 años, ha pasado de estar en la oscuridad, a convertirse en parte de nuestra conversación diaria. ¿Pero qué significa exactamente?

Este término se define como la cantidad de gases co2, emitidos por una empresa, producto, evento o un ser humano. Es decir, la huella que emite cada persona, dependerá de su ubicación, hábitos y elecciones personales.

Ahora bien, como cada uno de nosotros contribuye a estas emisiones de gas, es necesario que realicemos una evaluación de la huella de carbono o evaluación carbono que emitimos a diario para determinar si es posible o no reducir nuestra huella de carbono. Esta evaluación carbono podemos desarrollarla fácilmente. Solo debemos tomar en cuenta la forma en que viajamos, los alimentos que ingerimos, la cantidad de electricidad que consumimos, entre otros.

evaluación carbono, huella de carbono, evaluación carbono España, huella de car

¿Qué son los Gases de Efecto Invernadero?

Antes de conocer cómo hacer una evaluación de la huella de carbono, es necesario que hablemos un poco acerca de que son los gases de efecto invernadero. Los gases de efecto invernadero (GEI), son aquellos que se acumulan dentro de la atmósfera terrestre y que absorben la radiación sol, manteniendo así el calor en la atmósfera. Estos gases mayormente son de origen natural, y resultan esenciales para la vida en el planeta, ya que, permiten mantener una temperatura cómoda en la tierra para que podamos vivir tranquilamente.

Principales Gases de Efecto Invernadero

Los principales gases que producen el efecto invernadero en la tierra son: vapor de agua, óxido nitroso, metano, ozono y dióxido de carbono. Este último, es el más famoso ya que es liberado por procesos naturales como la respiración o actividades volcánicas. Sin embargo, también puede ser liberado por actividades humanas como: deforestación, quema de combustible, entre otros. La evaluación de la huella de carbono, nos permite reducir este impacto ambiental, solo cambiando algunos hábitos alimenticios, de alimentación y de transporte.

¿Cómo se Realiza la Evaluación de la Huella de Carbono?

Mientras mejor se realice la evaluación de la huella de carbono, más eficientemente podremos reducirla. Normalmente, la huella de carbono se calcula estimando no solo las emisiones de CO2 que causa la actividad en cuestión, sino también las emisiones de otros gases de efecto invernadero (como el metano y el óxido nitroso) y, en algunos casos, también otros tipos de impacto climático.

Ahora bien, existen calculadoras de huella de carbono, que como su nombre lo indica, nos ayudan a calcular el impacto que genera nuestro estilo de vida al medio ambiente. Una de las más populares es la Carbon Footprint, la cual puedes utilizar aquí en este link.

Estas calculadoras se basan en un algoritmo, que recoge los usos y actividades que realizas diariamente: medio de transporte, consumo eléctrico, consumo de agua, consumo de gas, alimentos consumidos, etc. Una vez que conozcas la cantidad de co2 que produces a diario, es necesario que comiences a compensarla, para ello solo debes realizar pequeños cambios en tu estilo de vida:

Cambios para Reducir la Huella de Carbono

Ser una persona verde, a veces puede parecer intimidante, pero reducir tu huella de carbono no tiene por qué implicar una revisión radical de su estilo de vida. Hay muchas formas sencillas y asequibles que casi cualquier persona puede contribuir a ayudar al medio ambiente. Empieza por pensar en la relación entre clima y energía e ir más allá de tu consumo de gas al generar la electricidad desde fuentes renovables como la energía solar, con todos los equipos requeridos para viabilizarla (panel solar, baldosa solar, aerovoltaico) y lograr con una adecuada temperatura casa, una casa solar pasiva en lo mínimo o una casa de energía positiva en lo más logrado.

Cambia tus Bombillas

Una solución fácil que puede hacer para ayudar al planeta todos los días es cambiar todas las luces de su uso a bombillas fluorescentes compactas. Una bombilla puede reducir hasta 1,300 libras de dióxido de carbono durante su vida útil.

Vuela menos

Antes de reservar tu próximo vuelo, piensa en las enormes cantidades de dióxido de carbono que dejan los aviones. La aviación comercial es responsable de aproximadamente el 2% del de dióxido de carbono emitido anualmente por la actividad humana. En su lugar, considera opciones más verdes, como autobuses o trenes, o intenta ir de vacaciones más cerca de tu casa. Para reducir los viajes de negocios, intenta utilizar la videoconferencia para esas reuniones importantes.

Planta un árbol

Esta forma clásica de devolver al medio ambiente es una de las formas más eficientes de reducir tu huella de carbono. Los árboles proporcionan sombra y oxígeno mientras consumen dióxido de carbono. Solo un árbol de 10 años libera suficiente oxígeno en el aire para soportar a dos seres humanos.

Elimina o reduce el consumo de carne.

Eliminar o al menos reducir tu consumo de carne, es lo mejor que puedes hacer para combatir el cambio climático. Las emisiones del ganado, en gran parte de las vacas y las ovejas, así como el estiércol que producen, actualmente representan casi el 15% de las emisiones mundiales de co2, mientras que la carne de res y los productos lácteos sólo representan el 65% de todas las emisiones de ganado.

Compra comida local

La compra de alimentos de temporada y cultivados localmente puede reducir drásticamente las emisiones de carbono de los vehículos utilizados para transportar la comida fuera de temporada a través del país.

Proyectos de Ley para Detener el Cambio Climático

En la actualidad, varios países ya han dado un paso hacia la reducción de la huella de carbono y el cambio climático, tal y como es el caso de España. La cual acaba de aprobar el Anteproyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética, planteada por el Ministerio para la Transición Ecológica (Miteco). Esa evaluación Carbono pasa por aplicarla a su matriz energética considerando las fuentes eólicas, nuclear, hidroeléctrica, paneles solares.

Reduciendo el 90% de los gases

Esta ley tiene como fin, reducir un 20% las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) para el 2030, y para el 2015, haberlas reducido al 90%. Además, pretende renovar la eficiencia de energía eléctrica y generar por lo menos un 70% de energía renovable.

Así como España, países como: Dinamarca, Suecia, Marruecos, Lituania, Noruega, entre otros, luchan arduamente contra el cambio climática y la reducción de la huella de carbono, y es que es necesario que cada uno de nosotros ponga su granito de arena en pro de conservar el planeta donde vivimos.

Tener una vida más verde no solo es útil, también es muy satisfactorio. Únete al cambio, haz una evaluación de la huella de carbono que emites y comienza a reducirla. Recuerda solo tenemos un planeta y es nuestro deber cuidarlo.

En el video puede ver más de la huella de carbono: