Consumo medio de gas en España

El incremento del precio de la luz en los meses recientes es algo que se ha vuelto usual, y la factura del servicio eléctrico produce tanto o mayor miedo que una película de terror, sin que esto sea una excepción en cualquier casa de España.

Luego hace falta tratar de entender la complejidad de la factura, pues contiene una cantidad cuantiosa de apartados. La desconfianza por la energía eléctrica es más frecuente, por lo que muchos usuarios complementan la electricidad con el gas, y el consumo medio de gas en España se convierte en una preocupación nueva.

consumo medio gas España, consumo medio gas, medio gas España

Propósito de los datos de consumo de gas

Para nadie es un secreto que el consumo medio de gas en España sirve de referencia para comparar los cálculos previos con el hogar y pagar una cantidad estándar de gas mensual. En nuestro consumo personal se incluye el gasto de cada artefacto que funcione con gas.

Por eso en este artículo queremos contarte todos los detalles relacionados con el consumo medio de gas en España, cómo se posicionó España en consumo de gas ante la última ola de frio y algunos consejos que te permitirán ahorrar energía en forma eficiente.

Gasto medio de Gas en España

En relación al consumo medio de gas en España, se destinan 40 euros en España para pagar la demanda mensual de gas. En un hogar la demanda de gas abarca el uso de agua caliente, la calefacción, cocina, entre otros. De vez en cuando pareciera que solo se considera el gasto eléctrico.

Sin embargo en muchos hogares de la nación española el gas apenas representa uno de los principales reembolsos mensuales. Esto se refleja gracias al último estudio desarrollado por Fintonic.

consumo medio gas España, consumo medio gas, medio gas España

Estudio del consumo de gas hecho por Fintonic

Estos expertos afirman que los suministros del hogar como el gas, la luz y el agua tienen una media de 86,6 euros en el periodo comprendido entre septiembre de 2015 y agosto de 2016. Si bien es cierto que la media son 40 euros, este precio puede variar.

En efecto se tiene la calefacción eléctrica y el clima de la zona en la que vivas. Cada familia española con gas en su hogar tiene la mitad de gas natural, a lo que siguen las bombonas de butano, gasóleo y apenas una pequeña proporción suministrada por propano.

Apenas el 3% cuenta con sistemas de autogeneración eléctrica, según lo reflejado por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC).

Detalles adicionales del consumo de gas

El consumo de gas y luz representa cerca del 5% desembolso mensual de una familia en España. Este gasto se ha reducido en los últimos años a razón de la crisis, en el momento que las familias buscaban ahorrar como prioridad, reduciendo primeramente el consumo por calefacción.

A pesar de todo España es el quinto país en el que más se paga por energía eléctrica, y es el tercero en consumo de gas, de acuerdo a los datos del Eurostat. España no es precisamente el país más frio de Europa y sin embargo se paga más por calefacción que en países como Finlandia.

Récord de consumo de gas en España en la actualidad

El consumo de gas en España (gas natural cabe destacar), alcanzó a comienzos del presente año 2019 la suma de 1540 gigavatios-hora, considerada la cifra más alta desde 2017. Estas cifras se deben al incremento en el consumo comercial y doméstico.

También se debe a las mayores entregas de gas natural para la producción de electricidad, y a los valores elevados que registra la demanda de gas en industrias, de acuerdo a lo explicado por Enagas en un comunicado.

Se afirma que la demanda de gas natural para el sector electricidad registró los 398 GWh, como producto de una baja generación hidráulica y eólica, reforzando el papel del gas natural como fuente energética de respaldo en relación a las de tipo renovable, en el marco de transición energética.

La evolución positiva de la demanda de gas natural, refleja el 60% total de la demanda, contribuyendo también a este record. La demanda de gas en industrias se ha incrementado un 15% desde el año 2014, lo que significa una evolución positiva en materia económica.

Algunos consejos para reducir tu factura de gas

En primer lugar saca provecho del sol, ya que además de luz aporta calor, de modo que abriendo las cortinas y subiendo las persianas, haremos que la temperatura suba unos grados sin que se deba encender la calefacción.

Colocar el termostato en los grados correctos. Por ejemplo, 21 grados es una temperatura óptima para estar a gusto en el hogar, considerando que cada grado incrementa el consumo cerca de un 7%.

No todos los lugares de la casa son iguales, pues dependiendo de la orientación, las horas de luz y dimensiones de la habitación pueden ser cálidas en mayor medida. Así que en este caso es importante tener en cuenta la temperatura de todas las zonas de casa.

Realiza una revisión de las instalaciones si se tiene calefacción se deben purgar los radiadores antes de cada época fría, vigilando que se encuentran en perfecto estado, y haciendo las reformas correspondientes en el momento que acabe la época de frío.

Abrígate mejor en la temporada de frío, ya que de esta forma se reduce la cantidad de grados de calefacción que se deban subir. Simplemente vistiéndonos con una prenda adicional marcamos una diferencia notable.

Ventila el hogar para renovar el aire, teniendo en cuenta que la calefacción se encuentre apagada, pues de no ser así estarás perdiendo calor y energía en estos esfuerzos.

Es importante que cuentes con puertas y ventanas que tengan cerramientos que funcionen bien, para que no existan perdidas de calor. Si no puedes renovarlas, coloca gomas en la parte inferior de las puertas, baja las persianas y toma otras medidas para no dejar escapar el calor.

Hazle un buen mantenimiento a la caldera que tengas instalada, y como mínimo revísala cada cinco años, de modo que disminuyas el riesgo de accidentes, asegurando el correcto funcionamiento. Las calderas después de 15 deben ser sustituidas.

Es suficiente la medida de 45 grados para programar la caldera, pues cuando la llevas a 60 grados representa un reembolso considerable, y para ducharse no se requiere de agua a temperaturas tan altas.

Intenta tomar duchas en el menor tiempo posible, lo cual se logra cerrando los grifos del agua en el momento en que te enjabones. De esta manera ahorras gas y agua, considerando además que desperdiciarás menor cantidad de agua.

Aquí puedes encontrar mayor información relacionada con el consumo de gas en España.

Así mismo, encontrarás información en el portal acerca de consumo de gas en términos de ahorro, perdidas en apartamento y cocina en hornillas.