Calefacción solar de una casa pasiva: todo lo que necesitas saber

Una casa solar se caracteriza porque utiliza la energía solar de forma pasiva o activa. Su construcción tiene un buen aislamiento que permite ahorrar la energía. Su consumo energético puede tan solo depender de energía renovable y desprenderse de las otras energías convencionales sin renunciar al confort.

Su diseño produce una temperatura consecuentemente agradable en su interior mientras transcurren los días del año. La calefacción solar de una casa pasiva es verdaderamente agradable. Además de este confort, su diseño permite aprovechar adecuadamente la luz natural. Durante la acción de calentar, alumbrar y enfriar, lo hace con menos energía que una casa convencional.

Lo efectivo de la calefacción solar de una casa pasiva depende en gran medida del diseño y el lugar donde está ubicada. Pues debido a las zonas climáticas de la Tierra variará su diseño. Puesto que no es igual construirla en Madrid y reproducir un diseño idéntico en Bogotá, la climatología es el factor que influye allí. Pues deben tomar en cuenta la dirección de la luz solar, recuerda que ellas aprovechan al máximo la luz del sol.

La calefacción solar de una casa pasiva es una de las comodidades más atractivas de esta casa. Pues nada mejor que llegar en tiempo de inviernos y encontrarse con una casa caliente o por el contrario, con un clima otoñal, una casa confortablemente fría y a gusto.

calefacción solar casa pasiva

Diseño vs Clima

Si deseas construir una casa con paneles solares, te recomendamos tomar en cuenta la zona climática en donde estará ubicada. A continuación te ofrecemos ciertas orientaciones para que logres tener la casa deseada. Con relación a los paneles solares que más te convienen, te invito a visitar este enlace, donde podrás encontrar información relevante acerca de ellos.

Ahora bien, como venía diciendo, para construir una casa solar pasiva debes tomar en consideración los cuatro climas: frío, templado, árido y tropical.

Zona fría

En esta zona debes aprovechar al máximo los rayos del sol del norte. Usa gran cantidad de aislante en paredes, suelos y techos. Coloca la menor cantidad posible de ventanas y puertas con dirección al norte.

Zona templada

En esta debes considerar las estaciones de verano e invierno, para que coordines la refrigeración con la calefacción de estas dos estaciones. Aprovecha al máximo los rayos del sol del sur. Al igual que en los climas fríos, coloca bastante aislante en paredes, techos y suelo. Diseña la ventilación de manera que bloquees el viento, ya sea en verano o invierno. Te puede ayudar sembrando árboles alrededor de la vivienda. Si el lugar donde construirás está cerca de la costa, aprovecha la brisa marina para enfriar la casa cuando sea necesario. Con respecto a las ventanas colócalas al oeste y al sur-oeste.

Zona árida

Aprovecha la inercia térmica, colócala expuesta al máximo del lado norte. Para cubrirla puede tapiarla o cubrirla con piedra natural, con este material aprovecharás la inercia térmica. La temperatura exterior se estabilizará con la cubierta verde. Aprovecha todo el potencial de la vegetación. También puedes darle utilidad al enfriamiento evaporativo. Sitúa las fachadas al norte, coloca ventanas pequeñas y altas.

Zona tropical

Si la ubicación es en una zona tropical. Esta casa debe tener ventiladores para que transite el aire y recrear el resultado de un enfriamiento. Coloca varias puertas y ventanas que ayuden a fluir la ventilación natural. Para facilitar la circulación del aire, la colocación de árboles y de pérgolas es ideal. Por la alta humedad en el ambiente, coloca barreras de vapor por todos los muros exteriores. Haz un buen aislamiento en el techo y coloca suficiente inercia térmica.

calefacción solar casa pasiva

Un elemento esencial: el Muro Trombe

Como verás, este tipo de casas solares pasivas combina la inercia térmica con los acristalamientos para lograr un clima acogedor en las viviendas. El principal elemento para construir una casa solar pasiva es el muro trombe, el cual sirve para captar de forma pasiva los rayos del sol. Este muro no tiene partes móviles porque no requiere mantenimiento o en muy pocas ocasiones será necesario. El muro sirve como un sistema sencillo de calefacción, ideal para estas casas. Si deseas más información en relación con este tema, a través de este sitio lo podrás encontrar.

Para el aprovechamiento solar

El muro trombe es parte de los exponentes principales para el aprovechamiento solar que en estas viviendas se logra, al combinar inercias de materiales con los acristalamientos, se logra así climatizar casi totalmente las casas. Además de este muro, también es importante en esta conjugación de elementos añadir los forjados e invernaderos, los lechos de grava, las chimeneas solares, así como los ventiladores naturales. Con el sistema de sombreamiento, merma en gran medida la necesidad del enfriamiento del local.

Aislamiento y materiales para la inercia térmica

En una construcción para poder conseguir la captación de la radiación solar debes tener en cuenta la disposición y las características de cada material, para almacenar y luego distribuir el calor de manera natural, sin elementos mecánicos como intermediarios.

Elementos para inercia energética

Considera los siguientes elementos te proporcionarán inercia térmica: la losa de hormigón recubierto con baldosas, muro de tierra o piedra natural (adobe, tapial, cob), ladrillos. Si los ubicas estratégicamente en el interior de la casa, estos materiales pueden acoplar calor para los días de invierno, dejando salir el calor en las noches frías. Mientras que en el verano la inercia térmica, debes resguardarla del sol y actuaría como un aislante de calor manteniendo el interior fresco.

Es importante que recuerdes que los aisladores son indispensables en las casas pasivas, pues son coadyuvantes para sostener el calor durante los climas fríos, y en los días calurosos impide el ingreso del calor exterior. No olvides las ventanas, son consideradas también dentro de los materiales importantes, debes aislar el techo, puertas y también las ventanas, si las dejas sin aislamiento sería una debilidad en tu casa. Coloca doble y triple cristal, la cantidad no impide la entrada de luz, siempre entrará la misma cantidad, pero lo bueno de esto es que el hermetismo es muchísimo mejor, aun cuando el costo sería más elevado.

Ahora, si ya dispones de una casa y quieres convertirla o acomodarla en una casa solar pasiva, saca al máximo las ventajas de lo que ya tienes: ventanas, cortinas y sombra, para que puedas reformarla teniendo en cuenta los principios del aprovechamiento solar pasivo.
Puedes reproducir el siguiente vídeo para ver una casa pasiva: